El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dice que la OEA «ya no tiene ninguna razón de ser»

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, publicó en Twitter que la Organización de los Estados Americanos (OEA) «ya no tiene ninguna razón de ser», sin entrar en detalles.»

Esta publicación se da en momentos en los que en Estados Unidos, donde tiene su sede la OEA, se desarrolla la Cumbre de las Américas, a la que Bukele no asistió.

También se ha visto precedido de publicaciones relacionadas con una columna de opinión crítica a la gestión del presidente estadounidense, Joe Biden, en su relación sus vecinos. El presidente salvadoreño también ha criticado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la OEA.

A finales de marzo, Bukele afirmó que la CIDH «defiende» a pandilleros después de que la entidad manifestara su preocupación por el estado de emergencia máxima decretado en cárceles de El Salvador ante una la escalada de homicidios.

En junio pasado, el jefe de Estado de El Salvador anunció la ruptura de un acuerdo con la OEA que daba vida a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (Cicies), una promesa de campaña de Bukele.

«Hemos decidido que como Presidencia también vamos a romper nuestro convenio con la OEA-Cicies porque es un despropósito completo que estemos tratando de combatir la impunidad con precisamente las personas que están promoviendo la impunidad en El Salvador», dijo Bukele en su momento en una conferencia de prensa.

Esta ruptura se dio después de que se conociera el anuncio del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de tener como asesor al exalcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt, procesado penalmente en El Salvador y que ha denunciado ser víctima de golpes y malos tratos en prisión.

En esa ocasión, Bukele, quien criticó a Almagro, aseveró que «ya no se puede confiar en la OEA» porque, a su juicio, está «promoviendo una agenda política» y había un «otorgamiento de impunidad a un criminal», en referencia a Muyshondt.

En un comunicado posterior, la OEA afirmó que sus discrepancias con el gobierno de El Salvador sobre las tareas de la Cicies hacen «imposible la continuación de los trabajos de la comisión». Este enfrentamiento se dio tiempo después de que se conociera que un representante de la Cicies había presentado ante la Fiscalía varios avisos sobre supuestos actos de corrupción en el manejo de recursos para la pandemia de la covid-19 y que generaron investigaciones penales.

FUENTE: ECUAVISA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + diecinueve =