Guayaquil activa plan para evitar posibles apagones.

El concejal de Guayaquil, Jorge Rodríguez, denunció lo que describió como “un intento criminal” de dejar a Guayaquil sin energía eléctrica en medio del paro nacional indígena. También informó que el Municipio y la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) activaron un plan de contingencia para evitar apagones en el Puerto Principal.

Rodríguez dio las declaraciones en una entrevista para Radio Rumba, la mañana de este jueves 23 de junio. En ellas hizo referencia a la toma de la subestación eléctrica de Tisaleo, en Tungurahua. 

La subestación seguía tomada por manifestantes hasta las primeras horas de este 23 de junio. Y la Policía informó que trabaja para retomar el control. Más de 300 personas se tomaron la instalación la noche del 22 de junio. Según funcionarios, los manifestantes pidieron de forma expresa desconectar el fluido eléctrico a la ciudad de Guayaquil.

Pero el sistema está interconectado y no depende de una sola fuente. “Para Guayaquil no hay riesgo de desconexión o de apagones, hasta ahora”, dijo Rodríguez. 

Descarta apagones, por ahora

El plan de contingencia operacional contempla que la CNEL abastezca a Guayaquil por otras vías a través de un anillo de interconexión. Esto, “en el momento en el que falte la energía que transmite (la central hidroeléctricaCoca Codo Sinclair” y que se transmite por Tisaleo.

“Todavía no hace falta, pero en el momento en que sea necesario se va a tomar flujos de electricidad de otras subestaciones”, agregó Rodríguez, quien envió un mensaje de tranquilidad a la comunidad y al sector productivo.

El concejal por el Partido Social Cristiano (PSC) también informó que en la ciudad no se registra hasta este jueves 23 problemas de suministro ni desabastecimiento con el gas de uso doméstico. De hecho, en los barrios se están repartiendo los cilindros de gas al precio habitual en domicilio (USD 3.50).

Planta de agua con resguardo

Las ciudades de Ibarra Ambato registraron por su parte atentados y alertas por contaminación de plantas de agua potable en el contexto del paro nacional, este miércoles 22 de junio. 

Ante ello, la alcaldesa Cynthia Viteri dispuso a la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag) redoble la vigilancia en la planta La Toma, que abastece de líquido a la ciudad. Tanto personal municipal como de las Fuerzas Armadas custodian los ingresos y patrullan los alrededores de la planta.

FUENTE: EL COMERCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + nueve =