¿Se puede cerrar la brecha marítima entre Galápagos y Ecuador?

Ecuador busca evitar que las flotas pesqueras internacionales sigan afectando la fauna cercana a Galápagos. Para ello, el canciller Luis Gallegos convocó a una reunión del Pacífico Sur (Ecuador, Colombia, Perú y Chile) para este miércoles 28 de julio. A la fecha, la flota que se mantiene cerca de Galápagos no ha violentado el territorio nacional. Sin embargo, las embarcaciones faenan en el límite de la Zona Económica Exclusiva del archipiélago. Este grupo de naves tiene banderas de varios países como China, Liberia y Panamá. Para salvaguardar la riqueza de recursos naturales de las ‘Islas Encantadas’, el Gobierno ahora apunta a extender la plataforma continental para así evitar a las embarcaciones pesqueras.  

PUBLICIDAD 

Pero, ¿qué significa extender la plataforma continental? Desde 2012, el Ecuador es suscriptor de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar). Se trata de un instrumento que establece la Zona Económica Exclusiva (ZEE), compuesta por el mar territorial (12 millas), la zona contigua (12 millas) y el resto de la ZEE (176 millas).  Tanto Ecuador continental como Galápagos tienen su Zona Económica Exclusiva, pero entre ambas existe un corredor de altamar sobre el cual no hay jurisdicción.  

La propuesta del Gobierno busca extender la plataforma continental 150 millas. La Convemar permite una extensión de la plataforma continental por 150 millas más; es decir, serían un total de 350 millas de plataforma mas no de ZEE. Para conseguirlo debe pedir la intervención científica de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la Convemar. Sin embargo, según explica el presidente de la Asociación Ecuatoriana de Derecho Marítimo, José Modesto Apolo, Ecuador no posee la tecnología para llevar a término esta empresa: «Para poder hacer estos estudios, se necesitan barcos mecanográficos de alta tecnológica.

Ecuador tiene el buque Orión, de los años 60/70, y ya no dispone de la tecnología necesaria para poder alcanzar estas investigaciones».  No obstante, la tarde del lunes 27 de julio, el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín y el canciller Gallegos afirmaron que el Gobierno avanza con la investigación oceanográfica para tramitar la extensión de la plataforma continental. El proceso se podía realizar desde que Ecuador suscribió la Convemar, en el 2012, hasta diez años después, pero en ocho años no ha ocurrido. Se trata de una alternativa para evitar la pesca de especies en una zona tan delicada como Galápagos. Sin embargo, esto no podría cerrar completamente la brecha marítima: «No es posible que se unan las aguas de Galápagos con las continentales, porque en el continente no hay plataforma continental. 

Solamente tenemos la plataforma de Galápagos y la distancia que hay, entre Galápagos y el Ecuador, son 851 millas. Podemos ampliar -solamente- 150 milla náuticas, es decir llegar a 350 millas, de la plataforma continental (de Galápagos), pero nunca vamos a poder unir el continente con las islas», aseveró Apolo.  Hasta la fecha, a criterio de Apolo, Ecuador no le ha dado la importancia a lo que significa tanto la extensión de la plataforma continental (en la que de por sí ya hay riqueza que tenemos el derecho de explotar) como a adquirir lanchas patrulleras oceánicas para intervenir en los barcos, abordarlos y verificar su pesca, para poder llevar mayor control. Según el experto, la flota que se posiciona cerca de la Zona Económica Exclusiva de Galápagos intercepta especies migratorias que son parte de la cadena alimenticia de la fauna del archipiélago, así como de Perú y Chile. A su criterio, se podría esperar, luego de la reunión de este miércoles, que los países lleguen a un acuerdo para formar una Fuerza de Tarea Conjunta y así llevar a cabo una estrategia que permita proteger de mejor forma los recursos naturales de cada nación.  

FUENTE: ECUAVISA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − nueve =