El Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas dictó la pena máxima agravada para dos procesados por el brutal asesinato de tres jóvenes de Santo Domingo, cuyos cuerpos fueron hallados a orillas de un río en la provincia de Esmeraldas. El 4 de abril de 2023, en horas de la mañana, un vehículo negro recogió y transportó a las víctimas desde distintos sectores.

Dos días después, los cuerpos de Yuliana Macías, Denisse Reyna y Nayely Tapia fueron encontrados enterrados en el lugar denominado Valle de Sade, en el cantón Quinindé, con claros signos de tortura y violencia.

Ante estos hechos, la Fiscalía activó el Protocolo para Investigar Femicidios y otras Muertes Violentas de Mujeres y Niños, para determinar las causas y responsables del crimen.

Durante la audiencia de juicio, el Fiscal de la Unidad Multicompetente N° 2 de Quinindé presentó como pruebas: las actas de levantamiento de los cadáveres, el informe técnico pericial de inspección ocular técnica, los informes de protocolo de autopsia, los informes periciales de audio y video, y los testimonios de los propietarios del local donde rentó el auto en el que se transportaron las víctimas y de varias personas que identificaron a uno de los procesados que se fue con una de las mujeres.

A esto se sumó el informe de análisis telefónico, que estableció el cruce de llamadas y migración de IMEI, de los equipos telefónicos entre dos de los procesados y los ubica en el sector de la Concordia horas antes de perpetrar el hecho.

Inicialmente, Fiscalía procesó este caso como un presunto femicidio; sin embargo, durante la investigación se llegó a determinar que los hechos descritos configuraban un delito de asesinato, por lo que se reformularon cargos para tres procesados.

Uno de ellos, Luis Fernando V. B., falleció durante la instrucción fiscal (mientras se encontraba prófugo de la justicia). Las pericias determinaron la identidad del involucrado, cuyos restos se encontraron en avanzado estado de descomposición.

Con base en las pruebas presentadas por Fiscalía, el Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas que conoció la causa sentenció a treinta y cuatro años y ocho meses de prisión a Andrés Marcelo Z. P. y Omar Iván O. E., al comprobar su responsabilidad en el asesinato de Yuliana M., Denisse R. y Nayeli T.

En su resolución, los jueces también dispuso el pago de 300.000 dólares a favor de la familia de las víctimas y una multa de 1.333 salarios básicos unificados.

FUENTE: ECUAVISA

Por fausto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *