El jurado que escuchó las pruebas en el juicio de alto perfil de Ali Abulaban, conocido como «JinnKid» en TikTok, plataforma en que acumula más de un millón de seguidores, lo encontró culpable de dos cargos de asesinato en primer grado este miércoles, 29 de mayo.

Los delitos, que sacudieron a la localidad californiana de San Diego en octubre de 2021, terminaron con la vida de su esposa, Ana Abulaban, que había dejado de vivir con él para ese entonces, y de Rayburn Cardenas Barron, un amigo de ella.

El veredicto fue pronunciado mientras el juez leía el fallo y produjo en la sala una mezcla de satisfacción y conmoción entre los presentes. La sentencia de Abulaban, que pasó de ganarse la vida haciendo videos cortos de comedia a posiblemente enfrentar cadena perpetua, está programada para el 28 de junio.

Durante el proceso judicial, Abulaban, de 32 años, admitió haber disparado contra su esposa y el amigo de esta. Sin embargo, la defensa trató de argumentar circunstancias atenuantes, incluyendo una infancia difícil, problemas de salud mental y el consumo de drogas, específicamente cocaína, como factores que influyeron en su comportamiento.

El caso, que culminó el viernes pasado con los argumentos finales, mantuvo en vilo a la comunidad durante semanas. La Fiscalía, representada por Taren Brast, delineó meticulosamente la premeditación detrás de los asesinatos, resaltando la historia de violencia doméstica y los celos obsesivos de Abulaban hacia su esposa.

Brast presentó pruebas contundentes, incluyendo fotografías gráficas tomadas por el acusado, grabaciones de sonido de los disparos y búsquedas en línea que indicaban una planificación cuidadosa de los crímenes.

En sus argumentos finales, Brast pintó un retrato de Abulaban como un hombre posesivo y controlador, cuya obsesión condujo a un acto de violencia despiadado y premeditado.

Por otro lado, la defensa, encabezada por Jodi Green, buscó desviar la responsabilidad, argumentando que Abulaban no debería ser condenado por asesinato debido a sus circunstancias personales y su estado mental en el momento de los crímenes. Green presentó a un Abulaban influenciado por su entorno y drogas, víctima de una relación tóxica.

Sin embargo, el veredicto del jurado reflejó el peso de las pruebas presentadas por la Fiscalía, demostrando que la premeditación y la malicia fueron factores dominantes en el hecho violento suscitado hace aproximadamente tres años.

FUENTE: ECUAVISA

Por fausto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *