NASA se prepara para el paso del asteroide “Apofis” que casi “rozará” la tierra.

El 13 de abril de 2029, un asteroide de 340 metros de diámetro llamado como el dios griego del caos, Apofis, se acercará a la tierra a unos 31.000 kilómetros de nuestra superficie. Esta cercanía, en términos astronómicos, es como “rozar” el planeta. Sin embargo, la Conferencia de Defensa Planetaria recientemente elaboró una hoja de ruta para seguir los pasos del asteroide.

Ese día, Apofis iluminará el cielo, haciéndose más brillante y más rápido. En un punto se volverá tan brillante como las estrellas de la Osa Menor. Primero se hará visible en la noche sobre el hemisferio sur, desde la costa este hasta la costa oeste de Australia. Luego cruzará el Océano Índico, y por la tarde habrá cruzado el ecuador, moviéndose hacia el oeste, sobre África. En la aproximación más cercana, justo antes de las 13.00 UTC (a las 15 hora española), Apofis estará sobre el Océano Atlántico, y se moverá tan rápido que cruzará el Atlántico en solo una hora.

La distancia a la que pasará el asteroide es similar a la distancia en la que orbitan algunos satélites de la tierra.

PUBLICIDAD

“El paso cercano del asteroide 99942 Apophis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia”, afirmó en abril pasado la investigadora del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, Marina Brozovic, quien trabaja en observaciones de radar de objetos cercanos a la Tierra (NEO).

“Observaremos el asteroide con telescopios tanto ópticos como de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie de unos pocos metros de tamaño”, agrega la científica.

Lo extraño de este acontecimiento es el tamaño del asteroide, ya que anteriormente se ha registrado el paso de pequeños cuerpos del orden de 5 a 10 metros volando por la Tierra, a una distancia similar a la que pasaría Apofis dentro de 9 años.

Apofis fue descubierto en junio de 2004 por un grupo de astrónomos del Observatorio Nacional de Kitt Peak. En ese momento las observaciones causaron revuelo, ya que según los primeros cálculos orbitales, el asteroide tenía un 2.7% de probabilidad de impactar contra la tierra en 2029. Poco después los científicos descartaron esa posibilidad.

Según la comunidad científica, el paso de este asteroide no representa ningún peligro para el planeta, la posibilidad de un impacto es de menos de 1 en 100.000 dentro de muchas décadas a partir de ahora.

FUENTE:VISTAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =