Atamaint lamenta «campaña sucia» a días de elecciones.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, lamentó este martes la «campaña sucia» que se ha desarrollado en los últimos días con miras al balotaje del próximo domingo, en el que se definirá al presidente de Ecuador entre Andrés Arauz y Guillermo Lasso. En una rueda de prensa criticó la circulación de «información falsa», no sólo con ataques a los candidatos, sino que se ha propiciado una «desinformación que hace daño a la transparencia de la organización del proceso electoral».

PUBLICIDAD

«Lamentablemente se ha exacerbado el racismo, la discriminación, los insultos a través de redes sociales», dijo al recordar que el CNE no puede controlar los contenidos en redes sociales por un pronunciamiento de la Corte Constitucional. Y formuló un llamamiento a la ciudadanía y a figuras públicas para que verifiquen la información antes de retransmitirla y que acudan a fuentes oficiales para contribuir a un proceso electoral transparente.

La campaña electoral con miras al balotaje termina el próximo jueves, para dar paso al «silencio electoral» (jornadas de reflexión), en tanto que el viernes entra en vigor la llamada ley seca que prohibirá la venta, distribución o consumo de licor. Durante el silencio electoral está prohibida la difusión de publicidad electoral, opiniones o imágenes en todo tipo de medios de comunicación. El incumplimiento de la disposición legal conlleva la suspensión de la publicidad en el medio y una multa desde 10.000 hasta 102.000 dólares e, inclusive, la suspensión de medio de comunicación. 

INDIGENAS SIN URNAS Por otra parte, Atamaint se lamentó del anuncio del pueblo indígena Sarayaku de no permitir el ingreso del personal del CNE a su territorio por considerar que en la primera vuelta el pasado 7 de febrero hubo un fraude en contra del candidato indígena, Yaku Pérez, que quedó tercero. La titular del CNE aseguró que no pondrán en riesgo la integridad de personal de su institución y se lamentó de que, en primera instancia, no se podrán realizar elecciones en ese territorio. En la rueda de prensa se recordó que se aplicarán medidas de bioseguridad para evitar el avance de la covid-19 y la necesidad de que la población acuda a las urnas con mascarilla, su propio bolígrafo y alcohol. El control será «estricto» en los recintos electorales para agilizar la salida de la gente una vez que haya sufragado y evitar de esa manera las aglomeraciones. Según el Ministerio de Gobierno, más de 45.000 policías están asignados para los operativos de control de la segunda vuelta a nivel nacional, en el que usarán 8.135 vehículos, 7.968 motocicletas y siete aeronaves, entre otros. Más de 13 millones de electores están llamados a las urnas, 410.000 de los cuales residen en el exterior, para elegir el domingo al sucesor de Lenín Moreno en el poder a partir del 24 de mayo próximo. 

FUENTE: ECUAVISA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − siete =