La insólita inversión del Biess de más de $5 millones en el balneario Las Palmas, en Esmeraldas.

En la playa Las Palmas, del cantón Esmeraldas, se encuentra este parqueadero, cerca al mar. Sirve para lugareños, turistas que llegan a bañarse, o trabajadores de la empresa Flota Petrolera Ecuatoriana, ubicada a orillas de la playa. Todo parece normal, un parqueadero simple y común, como cualquiera, pero no, en este lugar existe una millonaria inversión de los afiliados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), a través de su entidad bancaria.

Además del costo del terreno, entre otros montos, suma en total 5.4 milones de doláres. La historia de esta fallida inversión del Biess, de la que apenas son visibles unos hierros que aparecen en los muros de contención, es la siguiente:

En 2011, el biess y el municipio de Esmeraldas, firmaron el fideicomiso mercantil de regeneración urbana del balneario Las Palmas. Los responsables, Ramiro González, entonces presidente del Consejo Directivo del IESS y del directorio del BIESS, delegado del expresidente Rafael Correa, y el exalcalde de Esmeraldas, Ernesto Estupiñán.

El proyecto contempló la construcción de tres edificios, con 89 departamentos, 20 oficinas, 12 locales comerciales. Se hizo la excavación, se construyeron más de 200 pilotes, losas de cimentación, columnas, que nos son visibles, porque fueron enterradas para el funcionamiento del parqueadero, tal vez el más caro del mundo.

La construcción se paralizó en 2012 por falta de liquidez. En 2015, el entonces alcalde de Esmeraldas, Lenín Lara, ordenó rellenar la construcción, así se invisibilizó una de las obras más nefastas para la seguridad social.

Con esos cinco millones de dólares bajo arena, se hubiese cancelado la pensión de un mes de 7.800 jubilados del IESS. La actual administración del Biess, que aclara no tiene responsabilidad en este fideicomiso, admite la dificultad para salvar los recursos.

Manuel Vivanco, exdelegado del sector empleador en elIESS, advierte sobre el riesgo inminente de una inversión de los afiliados, sin retorno. Tanto los organismos de control, como la justicia, no han determinado responsabilidades de los implicados.

Pero la actual alcaldesa de Esmeraldas, Lucía Sosa, es optimista y asegura que inició conversaciones con el Biess para salvar los recursos invertidos.

Si el Biess y el municipio de Esmeraldas reactivan el proyecto inmobiliario, el banco de los afiliados deberá inyectar más dinero.

FUENTE: ECUAVISA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 11 =