Jorge Yunda aún tiene procesos penales pendientes.

El capítulo en el que Jorge Yunda es protagonista de varios escándalos durante su administración municipal, estaría lejos de terminar. El ahora exalcalde de Quito, es procesado por el presunto delito de peculado tras la compra 100 mil kits para la detección de COVID-19. Se espera la audiencia de juzgamiento.

Por ese proceso, a Yunda se le otorgaron medidas cautelares, como la prohibición de salida del país y el uso de grillete electrónico por su cargo de alcalde de quito que, a criterio de los jueces, no representaba un riesgo de fuga. Sin embargo, como ya no ejerce esa función todo podría cambiar, dice Ismael Quintana.

A este caso se le suma el de su hijo Sebastián Yunda, quien está fuera del país. Él es investigado por el supuesto delito de delincuencia organizada luego de que la Fiscalía encontró chats en su teléfono celular en los que se refería a supuestas negociaciones de instituciones municipales.

Jéssica Jaramillo, quien también impulsó la remoción de Yunda de la alcaldía, se refiere además al caso Geinco, empresa de construcción acusada de haber obtenido supuestos beneficios con al menos dos empresas municipales para el plan de repavimentación de la ciudad durante la administración de Yunda.

Ambos abogados consideran que, durante la administración de Santiago Guarderas, la Contraloría debería llevar a cabo un arduo proceso de exámenes a un sinnúmero de contratos firmados y ejecutados durante la alcaldía de Jorge Yunda.

FUENTE: ECUAVISA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =